Este blog no pretende enseñar cocina a nadie , para eso ya están los muchos programas en TV dirigidos por grandes cocineros , solo pretende servir de homenaje a mi santa , pero también a Malala y a la Yaya , mi madre y mi suegra respectivamente , mujeres que lo dieron todo por sus familias y que entre otras cosas, se pasaron muchas horas en la cocina para que siempre tuvieramos a su tiempo , un plato bien preparado y una alimentación adecuada.

Y por supuesto hacer un homenaje a todas esas madres anónimas que a traves de los tiempos cuidaron con esmero a sus familias e hicieron que llegaran hasta nosotros tantos y tantos platos estupendos de los que hoy podemos disfrutar.


domingo, 19 de febrero de 2017

Torrijas

Hoy la santa nos va a deleitar con un postre clásico de las fiestas de Antroido y de la llamada Semana Santa , las Torrijas .
Si yo tuviera que elegir entre los postres clásicos de esas fechas , me quedo sin dudar con las torrijas que hace mi santa



Las Torrijas son un postre que en un principio se hacia aprovechando el pan que sobraba , aunque posterirormente ya se utilizaba cualquier pan e incluso , recuerdo de niño ,  las panaderías hacian unas barras muy largas, especiales para hacer las torrijas

 Cogemos una barra de pan y la partimos en rebanadas de aproximadamente 2cm. cortadas al bies.


En un bol echamos leche , azucar y anis en la proporción que nos pida nuestro paladar. Si nos gustan muy dulces , pues más azucar y lo mismo con el anis.  Revolvemos bien y calentamos la leche casi hasta que hierva.
 Muy caliente.

Echamos las rebanadas de pan en la leche y dejamos que se empapen bien.


Cuando ya están bien empapadas , las sacamos con una espumadera para evitar que rompan y las ponemos en un escurridor para que suelte la leche sobrante .


Seguidamente se rebozan en huevo , y las echamos en la sarten con el aceite bien caliente.


Se frien por ambos lados hasta que esten  doradas.


Las sacamos con la espumadera a una bandeja con papel de cocina absorvente para eliminar el exceso de aceite.


Despues se rebozan o espolvorean con azucar .


Ya las tenemos listas y las vamos colocando en una bandeja.


Cuando metemos las primeras en la sarten , pasamos otras pocas al escurridor y echamos otras tantas en el bol con la leche. O sea , un trabajo en cadena .
Según vamos haciendo , la leche se va enfriando , por lo que debemos  calentarla de nuevo , para tenerla siempre bastante caliente, que nos ayuda a que el pan se empape mejor y queden mas jugosas.

Y haciendo y haciendo vamos llenando la bandeja.


                                                     Detalle de una torrija con el azucar


Con el calor de las torrijas parte del azucar se va derritiendo , quedando un brillo muy bonito.










sábado, 18 de febrero de 2017

Xureliños ( chicharros) en escabeche.

Hoy la santa nos preparó una comida bien conocida en Galicia , Xureliños en escabeche o adobados , para mi uno de los platos de pescado más exquisitos
Los xurelos son un pescado azul , con grandes propiedades alimenticias y muy asequible para todos los bolsillos . Hace años esta era una comida de gente humilde , de pobres . Me cuenta mi padre que se compraba un ciento de xurelos grandes , conocidos en la zona de Ferrol como "maquinistas" , y se salaban , ya que no habia frigorífico ni congelador , para ir consimiendo poco a poco.

El xurelo lo puedes encontrar en la pescadería en varios tamaños , pero el tamaño ideal para prepararlos de esta forma , es el pequeño , unos 15 cm , que es la talla legal mínima para la pesca.
¿ Que cantidad de xurelos comprar ?  . Bueno, si algo de bueno tiene este plato  , es que según pasan las horas aumenta su sabor y su textura , por lo cual aconsejo  preparar de dos a tres kilos ( sobre 40 xurelos)  para disfrutar al día siguiente o dos días despues de este exquisito plato.

Dile al pescadero que te los prepare sin cabeza y sin tripa.


En casa , vuelves a limpiar los restos de tripa bajo el chorro de agua y , aunque no necesario , cortas las aletas dorsales , ventrales y la cola de los xurelos , lo que dará una estética mejor a la hora de presentarlos en el plato . Dejar un rato en un escurridor para que eliminen bien toda el agua de haberlos lavado.


Ahora que ya tenemos el pescado limpio y seco , salamos los xurelos prepararemos un adobo para echarles y tenerlos un mínimo de 12 horas en él.


En una taza echamos aceite , picamos dos dientes de ajo , unas ramitas de perejil , orégano , pimienta negra y unas hojitas de laurel ....


.....pimentón dulce  y un chorro generoso de vinagre . Revolvemos  todo y ya tenemos el adobo preparado.


Echamos el adobo sobre el pescado y revolvemos bien los xurelos para que queden bien impregnados . Tapamos con papel film o aluminio y metemos en el frigorífico hasta el día siguiente .


Una hora antes de cocinar los xurelos los quitamos del frigorífico , los ponemos en un escurridor grande sobre un bol para que el aciete con el adobo se deposite en este , ya que al final vamos a utilizarlo.


Vamos a comenzar a cocinar el pescado . Ponemos al fuego una sarten con aceite y rebozamos el pescado en harina .


Damos al pescado una fritura normal  , y lo que si es conveniente , si freimos bastantes xurelos ,es
colar de vez en cuando el aceite de la sarten para eliminar la harina , para que no se nos queme y estropee la fritura del pescado.


Mientras freimos el pescado y si tenemos un ayudante , como yo con la santa , le decimos que vaya preparando lo que es el producto estrella de este plato despues del pescado .
Cebolla , mucha cebolla picada en trozos no muy pequeños .


Ya tenemos frito el pescado.


Ah , se me olvidaba , que mejor que unas patatas cocidas para acompañar este plato.


Y mientras cuecen las patatas , vamos con nuestra cebolla. Echamos en la sarten toda la cebolla que nuestro ayudante habia picado...


...y echamos sobre ella aquel aceite del adobo que habiamos reservado al principio. Rellenamos con aceite normal si es necesario.


Ya tenemos la cebolla preparada para freir a fuego lento . Revolvemos continuamente mientras se va ablandando y cogiendo color. Cuando la cebolla está casi lista echamos en la sarten un buen chorro de vinagre y mantenemos en el fuego durante un rato más.


Ya tenemos la cebolla completamente lista con un hermoso color dorado


Echamos la cebolla y el aceite sobre las patatas...


...y sobre los xurelos



Y ya tenemos este plato rico , muy rico y con una estética preciosa para poner en la mesa y que disfruten nuestros comensales.


Ah, y como hemos cocinado sufientes xurelos , estos los guardamos para mañana , donde estarán aún co más sabor......¡¡¡ ya me tarda mañana !!!.

Los que ya teneis cierta edad y experiencia en la cocina ya conoceis perfectamente este rico plato que nos preparó la santa . Animo a aquellos más jóvenes que se atrevan con la cocina y continuen con este sencillo pero muy rico plato que heredamos de nuestras abuelas y de nuestras madres.